lunes, 17 de agosto de 2009

¿TE ACUERDAS?

¿Te acuerdas de las mañanas,
de las tardes
y de las horas que juntas solíamos compartir?
¿Te acuerdas, mi dulce ángel,
de las lágrimas que secaste de mi rostro?
¿Te acuerdas que tantas veces,
en mis tempestuosas tormentas y mi más profunda oscuridad,
tú fuiste mi refugio?
Cada palabra tuya
se ha quedado grabada aquí en mi ser
la luz de tu mirada tan dulce
es el recuerdo más bello
al cerrar mis ojos...
aún te recuerdo, cristalina,
mirándome...llena de amor.
Y el viento me abraza
¡cómo quisiera que fueras tú!
aún tu perfume invade mi triste e infinita soledad
quisiera sentir tu aroma...pero abrazándote en un tierno abrazo infinito
que ni el cruel tiempo verdugo nos pudiera arrebatar.
Y te siento, tan cerca de mí
que casi puedo oírte reír
y ese adorable caminar pausado
aquitando las hojas secas del jardín.
El tiempo dio vuelta las páginas
del cruel destino que me toca vivir,
muchas de ellas ya se ha llevado,
pero no tu recuerdo de mí.
¡Señor, oye mis ruegos!
Mi alma pecadora y perdida
quizás no la encuentre en la eternidad,
por eso te ruego, Oh, mi Dios
que al menos en mis sueños otra vez
la pueda abrazar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario